La importancia de reconocer un bulldog francés puro

La importancia de reconocer un bulldog francés puro

Todos los amantes de los pequeños peluditos estamos de acuerdo que el hecho de que sean o no de raza no es impedimento para ocuparnos de sus necesidades y darles una vida digna. El punto clave de conocer si son de raza es precisamente ese, tener una guía clara de cómo llevar su cotidianidad sin hacerles daño. El bulldog francés es un perro con características especiales, en cuanto a su actividad física, su alimentación, su personalidad. Es muy importante que lo conozcas bien para que no cometas errores que te cuesten incluso su vida.

Si has adquirido un frenchie  de un criador, puedes preguntarle por el pedigrí del perro; este documento  certifica la pureza de la raza de tu francesito. Aquí también encuentras datos importantes como nombre del perro, la fecha de nacimiento, quién es el criador, así como las características de sus padres, abuelos y bisabuelos; con esta información sabrás exactamente la historia genética.

Cachorros de Bulldog Francés

Si tu ejemplar no tiene pedigrí puedes realizar un registro inicial en la AERCAN, también conocido como Genealogía Inicial de Raza (GIR) y se realiza en perros cuyos padres no tengan pedigree pero que reunan las características del estándar racial de la FCI (http://www.fci.be/Nomenclature/Standards/101g09-es.pdf). Puedes aplicar a este registro inicial a partir de los 8 meses de edad, tiempo en  el que el bulldog francés se ha desarrollado. 

En el caso de que no cuentes con esta posibilidad, si has adoptado o te han regalado uno, esto es lo que puedes hacer para distinguir un bulldog francés puro:

  • Acude a un profesional que pueda acreditar que tu mascota es de raza. Puedes acercarte con tu frenchie (o enviarle fotos) a un veterinario o a un criador con experiencia para que te pueda dar más información sobre el origen de tu pequeño.
  • Realiza una prueba de ADN para saber con certeza si tu frenchie es puro  o si tiene cruce con otras razas caninas. Esta prueba es indolora y la realizan  veterinarios o clínicas. 
  • Analiza las características físicas del perro, si se trata de una cachorro es más difícil que los reconozcas ya que se empiezan a ver las características propias de la raza pasados los 3 meses de edad; sin embargo, si tienes un bulldog francés adulto puedes reconocer su pureza identificando estos estándares:
    • Talla pequeña: depende mucho de si es hembra o macho pero el tamaño estándar al que llegan los frechies es de 30 cm de altura.
    • Peso medio: oscila entre los 10 y 15 kilos; en el caso de ser hembra el peso ideal es sobre los 11kilos, y en el caso de los machos puede pasar los 13 kilos. Recuerda que depende de cómo lo alimentas y que tan activo es. 
    • Rasgos definidos en su cara: entre la mandíbula y su nariz se debería dibujar una perfecta línea recta; las orejas son altas, rectas y redondeadas en la punta, como las de un murciélago; son perros chatos con la cara aplastada.
    • Patas cortas: pero con huesos robustos y pies compactos, lo que les permitirá dar saltos y carrerras si los entrenas bien.
    • Cola corta: nunca llega a ser más alta que su espalda pero sí llega a tapar el orificio anal.
    • Varios colores: los colores reconocidos son atigrado (brindle), leonado (fawn), negro, blanco con manchas (vaquita), incluso colores raros como azul o chocolate. 

Ahora que ya puedes reconocer un bulldog frances puro, sigue conociendo otros aspectos de la raza que te harán amar aún más a estos pequeños compañeros de vida.

Related Articles